top of page

INVERSIÓN PÚBLICA MINVU IMPACTA POSITIVAMENTE EN ECONOMÍA REGIONAL



El rol de la inversión pública en el desempeño de la actividad regional es clave, ya que existe una relación profunda, positiva y significativa entre la inversión pública y las economías locales. En el caso de nuestra región, la inversión sectorial desde Minvu, asoma como un factor gravitante ya que actualmente el Minvu Aysén se encuentra construyendo viviendas en Puerto Chacabuco, Balmaceda, Coyhaique, Puerto Aysén, Puerto Ibáñez, entre otros. Lo anterior, sin considerar proyectos individuales o soluciones por compra o construcción de viviendas de sectores medios. Próximamente se iniciarán obras en Villa Mañihuales, La Junta y Puerto Puyuhuapi.


Durante el 2023 se entregaron en la región más de 490 viviendas, la mayoría de ellas en Puerto Aysén, obras que se traducen no solo en calidad de vida para estas familias sino también en dinamismo para las economías locales, obras para las empresas locales y puestos de trabajo que cubren diferentes especialidades en la medida que avanza la ejecución de los proyectos. Todos estos avances y este gran impacto en la economía regional no solo se da gracias a las obras de vivienda (construcción, acondicionamiento térmico) sino también a las de pavimentos y espacios públicos en toda la región. Como antecedente se debe considerar que en 2023 el gasto del Minvu en la Región de Aysén superó los 70 mil millones de pesos, de los cuales más de 5 mil 600 millones de pesos se destinaron a obras urbanas y los otros 66 mil millones para desarrollar los programas y proyectos habitacionales.


El Minvu genera anualmente, al menos 700 puestos de trabajo en todas sus obras diseminadas por nuestra región y esta cifra se verá multiplicada por obras emblemáticas como el mayor proyecto habitacional en la historia de la región, el de la “Chacra G” de Coyhaique, donde se pretende entregar más de 1.200 soluciones entre casas y departamentos en los próximos años. Al respecto, la Seremi de Vivienda y Urbanismo; Paulina Ruz comentó que:“El mega proyecto Chacra G 1, el cual posee un componente urbano y habitacional, es un proyecto emblemático para el Ministerio de Vivienda en la Región de Aysén, porque es el más grande que tendrá nuestro territorio en toda su historia, considerando que son 1200 beneficiarios en total. Sumado a ello hemos realizado una inversión importante la cuál llega a los 19 mil millones de pesos, de los cuáles 17 mil millones son recursos sectoriales, mientras que los 2 mil restantes pertenecen a un aporte del Gobierno Regional para la macrourbnización. El Minvu no solo garantiza el derecho de vivienda a las familias, sino que también es un reactivador económico importante. Si nosotros pensamos en toda la cadena productiva que materializa estas obras, se traduce en un gran numero de personas que forman parte de esta cadena productiva, la que posee efectos directos e indirectos, que impactan positivamente en la economía regional.”












Regina Peña, que forma parte del Comité Adonai, beneficiarios de este proyecto, manifestó que: “Estamos muy agradecidos por lo que está pasando ahora, porque han sido muchos años de espera y de este modo, damos pie para que se acerquen otros comités. Este será un nuevo coyhaique, ya que cercano a esta obra habrá un consultorio, supermercado y servicios, lo que posibilitará un gran cambio de vida.”


Por su parte, el Seremi de Economía de la Región de Aysén; Felipe Rojas Pizarro, relevó la importancia de estas obras y de la inversión pública: “Durante el 2024, el sector donde aumentó mayormente el presupuesto a nivel nacional, fue en vivienda anotando un 8.5% de crecimiento, lo que se traduce en que la inversión pública adopta un rol reactivador, que además tiene un efecto multiplicador hacia otros sectores que se ven beneficiados de manera indirecta por esta gran inversión. En este caso, el Minvu con proyectos como Chacra G, pone la inversión pública al servicio de la comunidad y si a esto se suma la alianza público-privada, vemos que es una sinergia clave para el desarrollo local. Lo que además se traduce en que a mediano plazo, las familias dispongan de una vivienda, lo que les permite proyectar sus desiciones familiares y económicas con mayor seguridad y estabilidad, promoviendo un mayor bienestar familiar y mejores condiciones materiales a futuro.”


Sumado a la anterior y a nivel nacional, El Plan de Emergencia Habitacional contempla la entrega de al menos 260 mil viviendas durante el actual periodo de Gobierno. Esto incluye proyectos habitacionales que iniciaron en el gobierno pasado y que ahora se están ejecutando, más lo que se iniciaron en esta gestión y los proyectos que están por comenzar este año y el próximo. La meta regional presenta hoy un 57,1 % de avance, lo que representa 739 viviendas construidas, 665 en plena ejecución y 578 que son proyectos que están por iniciar obras. Todo esto y lo anteriormente descrito, entrega un escenario donde la inversión pública, se pone al servicio de la comunidad, no solo materializando el sueño de una vivienda, sino que además tomando un rol reactivador para la economía territorial. Así, Chile avanza contigo.

10 visualizaciones

Commentaires


bottom of page