top of page

Mipymes de Aysén potencian su productividad gracias a la bonificación del DFL15


Con una inversión de M$1.188.357 para el año 2024, el DFL15 brindará un importante impulso a 173 empresas en Aysén, generando empleo y desarrollo económico.


En el marco del programa de Bonificación a la Compra de Bienes de Capital en Regiones Extremas, el Ministerio de Hacienda ha destinado recursos significativos para respaldar el desarrollo de las micros, pequeñas y medianas empresas en la Región de Aysén. Esta iniciativa, conocida como DFL15, tiene como objetivo principal facilitar el acceso de las MIPYMEs a una bonificación del 20% sobre las inversiones netas o reinversiones en bienes de capital, tales como maquinarias, equipos o construcciones.

En este contexto, se llevó a cabo una visita al proyecto de adquisición de una bordadora industrial por parte de la empresa V&C Souvenir de la Patagonia. Rodrigo Araya Morales, Delegado Presidencial de Aysén, detalló que el DFL15 fomenta la inversión, mejora la producción, promueve el crecimiento y competitividad en regiones extremas. “Es un instrumento que viene del Ministerio de Hacienda que tiene que ver con devolver recursos, devolver dinero a la micro, pequeña y mediana empresa que invierte en mejorar su producción. Y aquí estamos viendo cómo se concreta en la realidad y cómo este recurso permite que una empresaria pueda tomar una decisión, tomar un riesgo de mejorar su productividad, una maquinaria que va a permitir producir más productos, más elementos para la venta de una mejor calidad y que también genere una cadena productiva a su alrededor”.

Esta inversión, financiada mediante la bonificación del DFL15, representa un importante impulso para la capacidad productiva y competitividad de la empresa, así como para el sector empresarial en la región. Al respecto, Verónica Ainol Vidal, dueña de la empresa V&C Souvenir de la Patagonia, se refirió a los beneficios de este aporte. "Un día vi en internet una publicación sobre el DFL-15, busqué qué era y le pedí a mi sobrina que me ayudara con la postulación, ya que ella está familiarizada con eso. Después de postular, me dijo que debía esperar con paciencia los resultados. Por suerte, fui seleccionada, lo que me ayudará bastante, ya que es dinero que me ahorraré de la gran inversión que hice en una máquina bastante costosa. Gracias al DFL-15, pude comprar una máquina industrial de 15 hilos que agiliza mucho el trabajo. Aunque ya tenía otras máquinas de bordar, esta nueva duplica mi producción mensual. Si uno es constante y lleva un registro, puede obtener un buen sueldo. Invito a quienes tengan ganas de progresar a postularse a estos proyectos del gobierno, son bastante interesantes y buenos. Siempre digo que hay que ser constante en la vida. Si no saben algo, averigüen o acérquense a una oficina. Nada es imposible si se atreven."

La adquisición de la bordadora industrial Happy Japan de un cabezal, con una inversión total de $8.600.000, ha permitido a Verónica mejorar la calidad y aumentar la producción de bordados en prendas y accesorios con identidad local. Además, esta iniciativa contribuye al desarrollo del sector textil local y regional, promoviendo la generación de empleo y el crecimiento económico en la zona.

Felipe Rojas Pizarro, seremi de Economía, Fomento y Turismo indicó que esta bonificación es un instrumento de apoyo a la inversión. “Cuando pensamos en empresas, pensamos en micro y pequeñas empresas arraigadas en la región y que se relacionan con diversos sectores. Si al turismo le va bien, a la señora Verónica también. Así, observamos cómo el crecimiento no solo impacta a unos pocos, sino que se extiende a diversas empresas. Por otro lado, las grandes empresas también solicitan nuestros servicios, lo que forma parte de este desarrollo, algo que es de interés de nuestro gobierno, porque no solo buscamos el crecimiento, sino también el bienestar de las familias y aquí hay un claro ejemplo de esto”.

El financiamiento del proyecto, que forma parte de las inversiones bonificadas por el DFL15, representa una valiosa oportunidad para las mipymes de la Región de Aysén. En este sentido, el monto asignado para este año asciende a M$1.188.357, beneficiando a un total de 173 empresas, de las cuales 57 son lideradas por mujeres y 116 por hombres.

Humberto Marín Leiva, director de Corfo, indicó que la Región de Aysén está mayormente compuesta por micro y pequeñas empresas, lo que define el entorno productivo en la región. “Por ello, todos los beneficios otorgados por Corfo están dirigidos a este tipo de unidades productivas. El Decreto con Fuerza de Ley N°15, que nos reúne hoy en la casa de la señora Verónica para hablar sobre su inversión en su taller, es un instrumento de Hacienda que bonifica la adquisición y reinversión de bienes de capital. En el año 2024, hemos beneficiado con más de 1.188 millones de pesos, cubriendo a 173 unidades productivas que reciben este apoyo”.

La bonificación del DFL15, administrada por Corfo Aysén, no solo impulsa la capacidad productiva de las empresas locales, sino que también fomenta el desarrollo económico y la competitividad del territorio. Con este tipo de iniciativas, se fortalece el tejido empresarial de la región, generando impactos positivos a largo plazo en el crecimiento y la sostenibilidad del sector empresarial en áreas consideradas extremas.

6 visualizaciones

Comments


bottom of page